Para unas vacaciones de verano, Croacia puede presumir de poseer algunas de las mejores calas y playas de Europa, un país con rincones de gran belleza y con un extenso patrimonio artístico e histórico. El país se ha convertido en los último años en uno de los destinos favoritos de muchos bañistas europeos, al tratarse también de un país muy barato.

cr542954225 Verano en las Playas de Croacia | Vacaciones baratas en EuropaLas principales ciudades croatas, como Varazdin, Split, Zagreb o Pula, poseen rincones de ensueño, huellas pertenecientes a la Época Romana, de la Edad Media, y edificios y monumentos de estilos muy variados. Sin lugar a dudas, uno de los mejores destinos para aquellos que además de buscar cultura, también quieran disfrutar del sol y la playa. Algunas de las playas más populares del país son Dugi Otok, Krk, y Ciovo, siendo las zonas costeras más famosas Rab, Milet, y Brac entre muchas otras. La Isla de Krk, posee algunos de los arenales mejor conservados de Croacia como Meline, de menos de quinientos metros de longitud, la Playa de Soline, la calita de Komoriska, y la Playa de Sllvanjska, una de las mejores para contemplar el atardecer, en pleno Mar Adriático. Otra de las islas con playas muy atractivas es Dugi Otok, conocida también como la Isla Larga ya que mide de largo casi cincuenta kilómetros y solo cinco de ancho. La playa más conocida de esta isla son Saharun, pero además de los blancos arenales de la isla no nos podemos perder una visita a la Cueva de Strasna Pec, y el Faro de Veli Rat. Además, los amantes del submarinismo han encontrado en Dugi Otok un lugar ideal para su práctica, siendo la Bahía Pantera el mejor lugar para ello. Por último, nos encontramos con el islote de Korcula, una de las islas más grandes de Croacia, y las Islas de Skoji, donde predominan las playas vírgenes nudistas.

Los vuelos a Zagreb desde España, o bien los vuelos a Split, si no reservas ofertas low cost y chollos de última hora por lo general no suelen ser muy económicos, aunque el precio de los billetes se ve totalmente compensado por los económicos precios del alojamiento en Croacia, los servicios y los productos del país. Una de las formas más económicas para viajar a Zagreb es haciendo escala en Londres, ya que los vuelos hasta Croacia desde la capital británica son muy económicos. En cuanto al alojamiento, es muy variado y económico: hoteles de todas las categorías, hostales juveniles, casas rurales y apartamentos con mucho encanto.