La ciudad búlgara de Nessebar, en pleno Mar Negro, es uno de los grandes centros turísticos del país. Al tratarse de una de las ciudades más longevas del Viejo Continente, conserva un gran legado cultural ya que son muchas las civilizaciones que han dejado su huella en sus paredes y monumentos. Y además, un lugar perfecto para unas vacaciones de verano en el Mar Negro.

nss10144 500x407 Vacaciones en el Mar Negro: Nessebar (Bulgaria)Tracios, romanos, griegos; todos han originado uno de los patrimonios artísticos e históricos más ricos de Europa del Este, el de la ciudad de Nessebar. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO a mediados de los ochenta, en Nessebar son muchas las cosas para ver y hacer, pero sobre todo, para sentir. Además, destacan sus playas y su entorno natural, y en verano son miles los viajeros de todo el mundo que visitan la ciudad en busca de sol y playa. Los vuelos a Bulgaria no son muy baratos, pero el dinero que invirtamos en ellos se verá totalmente recompensado por los baratos precios tanto en alojamientos como en servicios y productos de la zona. El alojamiento es muy variado al tratarse de un gran centro turístico donde miles de bañistas vienen cada año. En Nessebar podremos elegir entre un gran catálogo de hoteles, hostales, casas rurales, apartamentos y campings económicos.

inss8520 Vacaciones en el Mar Negro: Nessebar (Bulgaria)Algunos de los rincones y monumentos más emblemáticos de la ciudad son la Iglesia del Cristo Pantocrátor, la Iglesia de San Juan Bautista, los baños bizantinos, las ruinas de sus murallas y fortalezas, y un conjunto de espléndidas casas de estilo renacentista en muy buen estado de conservación. Otro monumento muy interesante y que no nos podemos dejar escapar es la Casa Moskoyani, ya que se trata del mejor ejemplo de arquitectura residencial del Renacimiento en Bulgaria. Además de todos estos monumentos, Nessebar son sus playas y calas, siendo la más popular Sunny Beach, una impresionante playa de más de ocho kilómetros de largo, en un entorno salvaje y virgen y cuya calidad, tanto en sus aguas como en su dorada arena, fue reconocida tras la concesión del distintivo de calidad de la bandera azul. La ciudad ofrece un sinfín de posibilidades, ya que además de disfrutar de la zona practicando todo tipo de deportes acuáticos, también podremos acceder a una cocina envidiable. La gastronomía búlgara es muy rica, siendo el queso frito, el garash torta, una torta realizada con nueces, y el kifla de jamón algunas de sus delicatesen. ¡Descubre Nessebar en tus vacaciones por Bulgaria!