El Parque Natural Bahía de Cádiz, situado al sur de la Comunidad de Andalucía,  es uno de los parajes más singulares del litoral español, un lugar con un patrimonio biológico envidiable y un parque donde viviremos experiencias inolvidables. Además, en el Parque Natural Bahía de Cádiz se hallan magníficas playas vírgenes para disfrutar del sol o de un placentero baño.

El Parque Natural Bahía de Cádiz,que comprendelos municipios de El Puerto de Santa María, Cádiz, San Fernando, Puerto Real y Chiclana, es conocido por ser el hogar y parada de enormes bandadas de aves migratorias que encuentran en este parque el lugar perfecto donde alimentarse y anidar, convirtiendo la zona en uno de los puntos más atractivos de toda España para los amantes de la Ornitología.

cad5468 Bosque y playa | Ecoturismo en la Bahía de Cádiz

Pero además de las más de doscientas aves que vuelan sobre el parque, destaca su gran valor paisajístico, tapiz natural configurado por inmensas dunas, extensos y verdes pinares, playas paradisiacas y marismas. La vegetación del Parque Natural está perfectamente adaptada a los terrenos salinos que caracterizan sus suelos, siendo el pino piñonero la especie vegetal más extendida. En cuanto a la riqueza faunística de la Bahía de Cádiz, además de la abundancia de aves acuáticas, también podemos encontrar camaleones y especies especialmente protegidas como la tortuga leprosa. Entre las aves más emblemáticas se hallan el flamenco, el águila pescadora y el cormorán. Además de disfrutar de estos paisajes, fauna, flora, y actividades al aire libre, durante nuestras rutas de senderismo por el Parque Natural Bahía de Cádiz podremos contemplar numerosas ruinas y restos romanos, sobre todo de arquitectura militar. Algunas de las visitas que no nos podemos perder son la del El Caño del Trocadero, y el Castillo de Sancti-Petri.

Resulta muy sencillo llegar hasta el parque en coche, por la N-4 y posteriormente por la N-340 dirección Cádiz. En cuanto al alojamiento, es un lugar con gran afluencia turística, por lo que  el entorno cuenta con una gran variedad, para todos los gustos y bolsillos: hoteles de todas las categorías, hostales, pensiones, campings, y casas rurales muy económicas. En definitiva, unos parajes perfectos para combinar el verano, el bosque y la playa, el relax y las experiencias sin límites.