La ciudad italiana de Bérgamo se presenta como un destino muy recomendable de Italia para hacer la maleta y escaparse unos días. Su gran patrimonio, entorno, gastronomía y gentes harán de nuestra estancia una experiencia inolvidable.

be4567 Bérgamo, un viaje a la Italia medievalLa ciudad de Bérgamo posee una personalidad arrolladora, sus calles, plagadas de monumentos y rincones con gran encanto, sus habitantes y tradiciones típicas, convierten a la ciudad en una de las más personales de Italia. La ciudad se halla dividida en dos partes bien diferenciadas: la Ciudad Baja, que es la zona más moderna de Bérgamo; y la Ciudad Alta, situada sobre una colina, es la zona más turística al albergar los principales monumentos y edificios. En la Ciudad Alta, conformada por callejuelas empedradas, plazas e importantes iglesias, se dibuja un laberinto ideal para perderse y disfrutar del espíritu italiano. Algunos de los lugares más visitados de Bérgamo son Piazza Vecchia, una hermosa plaza rodeada de palacios, casas nobiliarias y donde se encuentra la Fontana Contarini, el àlazzio della Ragione, un palacio medieval del siglo XII que hoy sirve para exposiciones de arte, la Torre Cívica o Campanón, símbolo indiscutible de Bérgamo y donde debemos subir para apreciar las mejores vistas de la ciudad; el Palacio Nuevo, la Basílica de Santa María la Mayor, la Plaza del Duomo y la capilla Colleoni, con maravillosos frescos. Otras atractivas atracciones para los visitantes son el Museo Donizettiano, centrado en la música clásica de Italia, la Rocca, fortaleza celta que protegía la Ciudad Alta, el Castillo de San Vigilio, fortaleza que se halla en plena colina de la Ciudad Alta, el conjunto palaciego de La Cittadella, algunos de cuyos edificios desempeñan la función de museos y espacios de difusión cultural. Aunque la Ciudad Baja no sea la zona más turística de Bérgamo destacan rincones como el Teatro Donizetti, la Plaza de la república y la Iglesia Parroquial María Inmaculada de las Gracias. En el entorno de Bérgamo también encontraremos paisajes y ciudades con mucho encanto como es el caso de San Pellegrino Terme, a menos de treinta kilómetros de Bérgamo y uno de los destinos termales más populares de la zona. en cuanto a la cocina típica de Bérgamo, no nos podemos perder un delicioso plato de Casoncelli alla Bergamasca, raviolis típicos de la ciudad rellenos de uvas, peras y carne.

Gracias al auge de las aerolíneas de bajo coste hoy en día es muy barato volar desde España a distintas ciudades italianas. Además, el Aeropuerto Internacional Orio al Serio posee conexiones con distintas capitales españolas. Ryanair es la aerolínea con las mejores tarifas para visitar la ciudad. En cuanto al alojamiento, Bérgamo posee una amplia gama de hoteles de todas las categorías, albergues, casas rurales y hostales juveniles.