En la Bahía de Banderas (México) se encuentra Puerto Vallarta, uno de los mayores referentes del turismo de sol y playa a nivel mundial. Viajar a Puerto Vallarta es viajar directamente al paraíso, un lugar de sensaciones y de grandes riquezas naturales donde viviremos experiencias inolvidables.

Situado en la segunda bahía más grande de toda América, Bahía de Banderas, Puerto Vallarta posee un sinfín de tesoros, naturales y culturales, y de posibilidades de ocio, un lugar donde no hay cabida para el aburrimiento y donde además de evadirnos de la vida cotidiana y relajarnos, también podremos realizar un gran número de actividades y excursiones que nos mantendrán activos durante toda nuestra estancia. Desde la pesca deportiva a disfrutar de la suculenta gastronomía jalisciense, desde asistir a una original fiesta flotante a recorrer la jungla en coche o divisar ballenas, Puerto Vallarta es un lugar donde, gracias a sus numerosas atracciones, viviremos experiencias inolvidables.

Puerto Vallarta Puerto Vallarta, unas vacaciones en el paraíso de Bahía de Banderas

Pero son sus paradisiacas playas y calas, sin lugar a dudas, los grandes atractivos turísticos en Puerto Vallarta. Con casi cincuenta kilómetros de litoral arenoso, en Puerto Vallarta podremos elegir entre un gran número de playas bañadas por el tranquilo y azul Océano Pacífico. Una de las playas más conocidas es la Playa de El Sol, también conocida como la Playa de Los Muertos. Con casi dos kilómetros de longitud, esta playa es la más concurrida y visitada de Puerto Vallarta, en la que además de disfrutar de sus transparentes aguas y su fina arena podremos acceder a actividades tan estimulantes como son el esquí acuático o volar en paracaídas. Otra de las playas más populares es la Playa de Conchas Chinas, cuya singularidad reside en las numerosas piscinas naturales de roca que en ella se hallan. La Playa de Quimixto, y la Playa de Las Estancas son otras dos grandes opciones para disfrutar de las playas mexicanas. Otras playas que merecen nuestra visita son la Playa de El Malecón, la Playa de El Salado, en Marina Vallarta, la Playa de Las Glorias, ideal para hacer surf, y la Playa de Las Gemelas, que en realidad son dos playas de unos cien metros cada una y con mucho encanto. Otra gran opción son las Islas Marietas, declaradas Reserva de la Biosfera y donde la virginidad de sus arenales está más que garantizada. Por último, también destacan la Playa de Oro, la Playa de Mismaloya, y la Playa de Las Ánimas, un paraíso para los amantes de los deportes de aventura gracias a su entorno salvaje.